Mejores experiencias gastronómicas Marruecos

Una de las mejores maneras de conocer la esencia de un país, es a través de su cocina. Y si de gastronomía se trata, Marruecos tiene muchísimo para ofrecer, sobre todo gracias a su amplia variedad de especias y exóticos ingredientes que aportan colores, aromas y sabores únicos a platos con identidad propia dentro de la cultura marroquí.

¿Cómo es la cocina y la comida en Marruecos?

La gastronomía marroquí es muy variada. Como país mediterráneo, la dieta tradicional se basa en las verduras, legumbres, productos derivados del trigo y también carne y pescado en cantidades moderadas. La comida marroquí es, por lo tanto, muy sana. Las diferentes zonas y los diversos grupos étnicos de Marruecos ofrecen también platos particulares, por lo que recomendamos probar platos distintos según se viaje por el país.

¿Hay comida vegetariana o vegana?

Aunque muchos platos tradicionales incluyen carne o pescado, el turismo y la adopción del vegetarianismo han logrado que la cocina se adapte a diferentes tipos de dieta. Por lo tanto, en muchos restaurantes es posible encontrar versiones vegetarianas y veganas de muchos platos marroquíes, además de los propios platos sin productos animales que forman parte de la gastronomía del país desde hace mucho tiempo.

¿Se puede beber agua del grifo en Marruecos?

Es recomendable beber agua embotellada. Esto no significa que el agua esté sucia, pero su composición mineral puede que sea diferente al agua al que estás acostumbrado/a, lo que podría provocarte molestias digestivas.

Soy intolerante al gluten. ¿Será fácil alimentarme en Marruecos?

Aunque algunos platos marroquíes contienen ingredientes con gluten, también es posible en casi todas partes pedir comidas alternativas que no los incluyan. 

¿Cuáles son los platos típicos de la cocina marroquí?

Tajine:

Otra de las comidas típicas de Marruecos es el tajín (o tajine), que no refiere a una comida específica sino más bien al tipo de recipiente que se utiliza para servirlo,

aunque aquí también las especias son protagonistas de este plato tan popular entre los marroquíes.

El tajín es un recipiente de barro con forma de plato que a su vez tiene una tapadera cónica que mantiene el calor en su interior, por lo que varios tipos de alimentos servidos en él pueden ser llamados tajín.

Por ende, existen diferentes variedades de este plato, aunque las más frecuentes y consumidas son el tajín de cordero con legumbres, almendras y ciruelas, aderezado con canela o azafrán, y el tajín de pollo, que lleva limón, aceitunas y una salsa de tomate picante muy especiada.

Lo que completa la magia de este plato es el Ras al Hanut, una particular mezcla de especias que contiene pimienta negra, cilantro, cúrcuma, jengibre, pimentón, canela en rama, nuez moscada, cardamomo y comino.

No puedes irte del país sin llenarte el paladar de algún tipo de tajín, una deliciosa comida típica de Marruecos.

Cous-cous:

Si hablamos de comidas típicas de Marruecos, el cuscús aparece en primer lugar. Se sirve cocido y acompañado por verduras, carne de cordero, ternera o pollo, y es uno de los platos más tradicionales tanto en los restaurantes como en las calles y los hogares de este país.

Además de ser delicioso, el cuscús tiene un significado religioso en Marruecos. Suele prepararse en las casas los viernes, día libre para los fieles, antes o después de rezar en las mezquitas, ir al hamman o salir a pasear.

El cuscús se puede preparar con distintos ingredientes e incluso existen varias versiones de este plato, aunque en su esencia consiste en sémola de trigo duro que se acompaña con carne, verduras, legumbres, frutos secos o lo que desee agregar quien lo prepara. ¡Todo vale! Las especias, que en su mayoría se producen en Marruecos, le dan un toque único.

Mechoui:

(pronunciado meshuí): Brochetas de ternera, cordero o pollo consumidas por todo el país. Se suelen cocinar a la brasa. Se suelen acompañar de patatas fritas y ensalada para hacer un plato completo. 

Ensalada marroquí: A menudo contiene tomate, cebolla, pimiento verde y pepino. La mayoría de restaurantes también suelen ofrecer ensaladas de tomate o de cebolla, que llevan más cantidad de estos ingredientes que de otros.

Kefta:

La kefta es otra de las comidas típicas de Marruecos. Es un plato exquisito, económico y muy característico en varias zonas del país que consiste en carne picada aderezada con piñones, cebolla, ajo, perejil, pimentón picante, cominos y aceite de oliva.

Esta delicia se sirve de diferentes formas y vale la pena experimentar varias de ellas. Una de las más comunes, en las calles, son los pinchos a la barbacoa o en kebab acompañados de queso, mientras que en los restaurantes suele prepararse como albóndigas con tomate y huevos fritos. ¡En cualquiera de sus formatos, es un festival en el paladar!

Bissara:

Si bien parece un simple puré de habas, el bissara se ha vuelto otro de los platos típicos de Marruecos más buscados y mejor aceptados por los turistas.

Este sencillo puré se sirve comúnmente en restaurantes como así también en la mesa de los hogares marroquíes, siempre con un generoso chorro de aceite de oliva.

El bissara es un plato simple pero reconfortante, como así también económico. Muchos lo comen en el desayuno y es ideal acompañarlo con un esponjoso pan marroquí.

Harira:

La harira es una de las principales comidas típicas de Marruecos. Esta deliciosa sopa está hecha con carne de cordero o ternera, legumbres y tomate, condimentada con pimienta negra, cilantro y jengibre, y se suele acompañar con dátiles.

Se trata de un plato muy apreciado entre los marroquíes por utilizarse para romper el ayuno durante los días de Ramadán debido a su alto aporte calórico.

Esta sopa tiene una textura espesa debido a los garbanzos sin piel, las lentejas y la carne, aunque también incluye tomate, cebolla, apio, perejil, cilantro y pimienta, entre otras especias. Su sabor es sencillamente inolvidable.

¿Existen otros platos especiales en Marruecos?

La cocina marroquí presenta una variedad de platos para sus visitantes, y aquí les presentamos unas comidas callejeras marroquíes preferidas, que combina algunas opciones extrañas de sabor y aspecto: 

CARNE SECA KHLEA (O KHLII):

Es huevo frito con carne seca. Se puede comprar khlea en muchas tiendas marroquíes y preparar un delicioso desayuno en casa.

CALLOS CON HABAS – TKALIA:

Tkalia está hecha de callos de cordero, cabra y ternera mezclados, es una deliciosa comida sin carne.

MELOUI – CREPES:

Meloui o Msmen es un pan/crepe/pancake hecho con harina de trigo, sémola, aceite de oliva y mantequilla.

Como hemos visto, además de un país lleno de paisajes, lugares exóticos e interesantes costumbres, Marruecos es también una aventura de sabores y placeres únicos que no te puedes perder. Cuéntanos, ¿has probado alguno de estos platos?

En el caso de que prefieras planificar tu propio viaje y necesitas ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el link abajo.

More to explorer

Marrakech

Marrakech, es una de las ciudades imperiales que mezcla entre lo tradicional y lo moderno. Un lugar mágico de palacios, mezquitas, zocos y monumentos más importantes de una de las

Claves culturales en Marruecos

Uno de los motivos por los cuales las personas se rinden ante Marruecos, es por el valor cultural que representa y se difunde en el resto del mundo. La variedad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
1
Háblame ;)
Scan the code
Hola! 👋
Gracias por contactarnos, ¿en que podemos ayudarte?