Las 10 ciudades para visitar en Marruecos

Descubre los mejores circuitos por Marruecos, ciudades milenarias, encantadores puertos y playas, antiguas medinas y un mundo mágico de dunas, sol, montañas, gastronomía, costumbres y tradiciones en un país repleto de atractivos turísticos listos por descubrir.

Colorido, diverso y repleto de excentricidades y contrastes, Marruecos es un país lleno de encanto, con lugares hermosos para recorrer. Vamos a descubrir 10 ciudades para visitar en Marruecos, tierra de mezquitas, fascinantes desiertos, fértiles oasis, playas, bosques y grandes cadenas montañosas.

La “puerta a África” comparte frontera con Europa por el estrecho de Gibraltar y nos invita a aventurarnos en sitios interesantes y exóticos. Marruecos es un destino que cautiva cada año a miles de turistas y que combina a la perfección modernidad, historia, tradición y naturaleza. Un recorrido por las ciudades de Marruecos puede convertirse en uno de los grandes viajes de tu vida.

1. Casablanca: La energía de la modernidad 

Casablanca es la capital económica, principal puerto y la ciudad más grande Marruecos.

Ubicada a 80 kilómetros al sur de la capital (Rabat), Casablanca es una ciudad moderna y bulliciosa que cuenta con numerosos lugares de interés. Entre ellos se destacan la famosa Mezquita Hassan II, la segunda más alta del mundo; la antigua Medina, rodeada por murallas que datan del siglo XVIII, con animadas callejuelas y puestos de venta; y la Plaza de Mohamed V, rodeada de vistosos edificios que forman un gran conjunto arquitectónico.

Llevada al estrellato por el cine, el nombre de Casablanca proviene de una particular historia: antiguamente los marineros portugueses identificaban la ciudad por una pequeña casa blanca ubicada en la colina de Anfa, lo que con el paso de los años llevó a determinar el nombre de este gran centro comercial, donde está radicada la mayoría de las empresas extranjeras y donde se produce casi la totalidad de las transacciones del país.

2. Rabat: Tradición y modernidad

Rabat, situada en la costa del Atlántico, es la capital marroquí y ofrece una particular tranquilidad y un encanto por demás especial, lo que la convierte en otra de las principales ciudades para visitar en Marruecos, pasear y descansar.

Al adentrarse en el recorrido se destacan la Gran Mezquita y el Jardín Andaluz, donde se encuentra el Museo de los Oudayas, el cual exhibe múltiples objetos característicos de los pueblos aborígenes marroquíes, como joyas bereberes, elementos de cerámica y coloridas alfombras.

Rabat se encuentra separada en dos partes muy diferentes (Rabat y Salé) y ambas ameritan ser visitadas al viajar a Marruecos. Asimismo, otra particularidad es que sus barrios están repartidos geográficamente en forma de abanico.

Hay muchísimo para ver en Rabat, aunque uno de sus principales atractivos es su centro histórico, declarado en 2012 Patrimonio de la Humanidad. También es posible visitar las Torres Hassan, el Mausoleo de Mohamed V y la Medina, entre otros puntos muy interesantes.

3. Marrakech: La ciudad más alegre de Marruecos

Marrakech está ubicada en el centro del país, al pie del Atlas, lo que la vuelve una de las principales ciudades para visitar en Marruecos.

Fundada en 1062 por los almorávides, es una de las pocas ciudades marroquís que posee el honor de ser majzen, es decir, imperial. De hecho, por mucho tiempo fue la capital del Imperio islámico.

Está dividida en dos partes: la ciudad vieja (Gran Medina) y la ciudad nueva. Marrakech, también conocida como “La ciudad roja”, alberga al mercado tradicional más grande del país y cuenta además con una de las plazas más concurridas de toda África, Djemaa el Fna, que por las noches se convierte en un restaurante a cielo abierto en las inmediaciones de la famosa mezquita de Koutubia, dentro de la ciudad antigua.

Asimismo, presenta numerosos monumentos que son Patrimonio de la Humanidad y se ha convertido en una de las ciudades más elegidas por el turismo, gracias a sus mezquitas, museos, antiguos palacios y el mercado más grande del país.

4. Essaouira: La perla del Atlántico marroquí

Essaouira es una bellísima localidad portuaria situada en la costa occidental atlántica que sorprende a los turistas que la visitan por sus paisajes y el encanto de su centro histórico, también declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 2001.

Conocida también como “La capital del viento”, Essaouira deslumbra con la Sqala, una importante fortificación construida en el siglo XV, y con la Mezquita Ben Youssef, de origen almorávide, reconstruida en el siglo XVI.

La ciudad tiene una rica e interesante historia, ya que fue explorada por los fenicios y luego los portugueses construyeron allí el puerto y varias fortalezas.

La costa de Essaouira es preciosa y por eso atrae a los turistas cuando hace calor, ya que cuenta con algunas de las mejores playas de Marruecos, combinando excentricidades y descanso.

5. Fez: La capital espiritual 

La ciudad imperial de Fez, fundada en el siglo VII por Moulay Idriss, es considerada una verdadera joya de la civilización hispano-morisca y al mismo tiempo es el centro cultural, artístico y religioso de Marruecos, ya que es la capital del islam en el país.

Famosa por su antigua ciudad amurallada, a la que muchos comparan con Jerusalem, Fez alberga también la universidad más antigua del país.

La ciudad se ha adaptado a la modernidad, pero al mismo tiempo ha conservado sus tradiciones más arraigadas y refleja el estilo de vida más auténtico de Marruecos.

Su Medina es uno de los mayores emplazamientos medievales que existen en la actualidad y sus calles configuran un enorme laberinto lleno de mercaderes y artesanos, entre ruidos, colores y aromas únicos en el mundo.

6. Chefchaouen: La ciudad azul

Chefchaouen, una de las ciudades más vistosas, es la prueba visible de que Marruecos es una tierra de contrastes. Esta localidad situada en medio de las montañas del Rif deja atrás los terrenos anaranjados que caracterizan a otras regiones del país e invita a recorrer un mundo teñido de un azul con casas encantadoras por doquier.

Ubicada al noreste del país y fundada en el siglo XV , la “Ciudad azul de Marruecos” está llena de misticismo en sus estrechos callejones e irregulares escalinatas rodeadas por viviendas blancas y azules, color que hace referencia al cielo, la libertad y la cercanía con Dios.

La ciudad se ha vuelto una de las más turísticas de Marruecos, pero a pesar de su evolución ha mantenido prácticamente intacta su estructura original. Podrás recorrer su Medina y llegar hasta la Plaza Uta al-Hamman, donde hay variadas propuestas gastronómicas para disfrutar la comida típica de Marruecos, además de artesanos, pintores y vendedores callejeros.

Por las noches, el encanto de Chefchaouen es superlativo, ya que los marroquíes de la zona tienen una vida nocturna bastante activa y las calles se transforman en un verdadero espectáculo urbano lleno de alegría, música y un azul que cautiva a quienes la visitan.

7. Tánger: La ciudad multicultural

Otra de las ciudades para visitar en Marruecos sin dudas es Tánger, ubicada cerca del estrecho de Gibraltar y principal puerta de entrada al país desde Europa, aunque con notables diferencias culturales. Es un sitio emocionante que vale la pena recorrer.

Tánger es el segundo centro industrial de Marruecos después de Casablanca, con fuerte desarrollo de las industrias textil, química, mecánica, metalúrgica y naval. Ha crecido a pasos agigantados y se ha convertido en una ciudad cosmopolita, aunque no pierde su esencia y encanto marroquí.

La historia se hace presente en cada rincón de Tánger y hay de todo para ver. Para recorrerla, puedes comenzar por la Medina, cuya puerta de entrada es la plaza más famosa del lugar, conocida como el Gran Zoco, un nutrido punto de encuentro para locales y turistas con miles de estrechas y laberínticas callejuelas.

También puedes recorrer la Rue des Siaghins, una calle llena de pequeñas tiendas de artesanías y productos locales; la plaza de los Aisauas; la Gran Mezquita, fundada en 1684 por Moulay Ismail; y el Museo de la Fundación Lorin, dedicado a Marisha Lorin, amante de las artes de Tánger y de Marruecos.

Tánger es una atrapante ciudad de Marruecos que invita a recorrerla y perderse en sus calles, contemplar su paseo marítimo y disfrutar de sus playas, aunque también es posible adentrarse en las impresionantes Cuevas de Hércules, una interesante combinación de lo natural con lo artificial envuelta en mitos e historias milenarias.

8. Asilah: La joya de Marruecos

Cerca de Tánger y a 110 kilómetros de la localidad española de Ceuta, Asilah es otra de las más pintorescas ciudades para visitar en Marruecos, llena de interesantes atractivos turísticos como las murallas que rodean a la ciudad o su Medina, formada por calles angostas rodeadas de casas blancas que se caracterizan por sus coloridos murales y originales alambrados.

Asilah es un rincón encantador de Marruecos con una personalidad propia que se debe a su ubicación a orillas del mar. La ciudad vive principalmente del turismo y cuenta con playas paradisíacas de arena fina y agua cristalina que se llenan en verano, aunque también es muy agradable para ir en primavera y encontrar mayor tranquilidad.

La impactante Medina se encuentra en el centro de esta ciudad, junto al puerto, rodeada por la muralla que construyeron los portugueses, pero su interior es totalmente peatonal.

Asilah es una joya del Atlántico marroquí, una ciudad costera perfecta para recorrer sin prisa, meterse en sus mercadillos, pasear por la playa y deleitarse con los colores y murales en sus encantadoras calles.

9. Meknes: El refugio de historia y cultura

Meknès o Mequinez es una de las llamadas ciudades imperiales de Marruecos. Se encuentra ubicada en una zona agrícola y productora al norte del país, en medio de un verde valle a los pies de las montañas del Atlas Medio.

Declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad gracias a su particular estructura arquitectónica que mezcla estilo europeo y marroquí, propio de una capital del Magreb del siglo XVII, Meknès es un lugar encantador y una de las ciudades para visitar en Marruecos una y otra vez.

Entre sus sitios de interés se destacan la Medersa Khiber, el punto más alto de la ciudad, con un precioso minarete con mosaicos de colores; el Mausoleo de Mulay Ismail, con una de las mezquitas a las que pueden acceder los no musulmanes; y la Puerta Bab Mansour, construida en 1732 y considerada actualmente una de las obras más majestuosas y la puerta más grande de Marruecos y de todo el norte de África.

10. Tetuán: La paloma blanca

Conocida como “La Paloma blanca” del Mediterráneo, Tetuán -cuyo nombre significa “los ojos”- era la antigua capital del protectorado español en el norte de África y por eso conserva aún ciertos rasgos andaluces. De hecho, sus habitantes mantienen al español como segunda lengua, una gran ventaja para los turistas de habla hispana. En Tetuán reina una atmósfera similar a la de Tánger y su Medina, de impactante encanto, también ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sus calles laberínticas son un atractivo imperdible.

La ciudad ofrece una vistosa arquitectura colonial, con fachadas que combinan el blanco con el verde, coloridos mercados y curtidurías con una amplia oferta de todo tipo de productos.

Puedes visitar la plaza Mulay El Mehdi, disfrutar de bonitas playas, realizar actividades náuticas en la bahía de Tamuda y degustar platos típicos de la cocina marroquí en sus calles y restaurantes.

Esperamos que la información de estas 10 ciudades para visitar en Marruecos sean de gran utilidad para emprender tu próximo viaje. No tengas dudas, Marruecos puede ser uno de los mejores destinos de tu vida. Cuéntanos, ¿ya has ido? ¿Te gustaría conocer? En el caso de que prefieras planificar tu propio viaje y necesitas ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el link abajo.

More to explorer

¿Qué se puede hacer en Marrakech?

Las actividades disponibles en Marrakech son un punto de partida para asegurar la vivencia de momentos increíbles. El viaje y la magia que permanece en Marruecos se pueden tornar a

Visitar la ciudad de Casablanca

Casablanca, es la capital económica de Marruecos y la ciudad más poblada con casi 5 millones de habitantes. Tiene un clima moderado, por lo que se puede visitar durante todo

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
Abrir chat
1
Háblame ;)
Escanea el código
Hola! 👋
Gracias por contactarnos, ¿en que podemos ayudarte?